Header Ads

La mercadotecnia lucra con la desgracia de una ruptura matrimonial


Recientemente la cadena Debenhamas en el Reino Unido ha puesto a disposición de sus clientes, regalos con motivos de divorcio, argumentando que tal acontecimiento consiste en que los conyugues separan sus bienes y tienen que mudarse y empezar una nueva vida. Las listas de “mesa de regalos de divorcio” no son tan diferentes a las de boda ya que incluyen desde artículos de cocina hasta pantallas de plasma o juegos de video.

La fundación conservadora “Family Education Trust” através de Norman Wells declaro al Dayli Mail que esto es un intento cínico de sacar provecho de una desgracia.
Actualmente ya en gran parte de Europa y en America del norte esta practica de hacer fiestas sociales para “celebrar” un divorcio es cada vez mas común.

Si bien los índices de divorcio aumentan alarmantemente en todo el mundo la Iglesia considera que en ninguna forma la ruptura de un matrimonio y la desintegración de una familia son motivo de alegría o celebración, de modo que resulta indignante que la mercadotecnia haga hoy tarjetas de felicitación para homenajear tan devastador fracaso en la vida de una pareja.

Mientras el mundo hoy grita que el matrimonio es obsoleto y pasado de moda, los Cristianos desde diversas trincheras pero sobre todo desde el propio seno de los hogares, declaran que lo que Dios decreto en la unión de un hombre y una mujer para hacer vida en común es bueno, legitimo y que sigue vigente siendo una gran bendición que da plenitud, estabilidad y felicidad a las vidas de quienes se apegan a las escrituras.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.