Header Ads

En EE.UU. se pierde el interés por La Biblia al no transmitirla de una generación a otra

La televisión, las revistas, la radio, están tan saturadas con gran cantidad de información que no tiene relación alguna con la Biblia, con lo que Dios dice, que las nuevas generaciones la desconocen y por lo tanto, llenan sus vidas con la cultura que los rodea aunque no sea adecuada y esta es la que los guía a hacer o no hacer una u otra cosa, de modo que, la cultura y subculturas les marcan las pautas a seguir para comportarse.

La Biblia ha llegado a ser una perfecta desconocida no sólo por los no-cristianos sino aún por los mismos cristianos, así cuando les llegue un momento de prueba no podrán seguir el ejemplo de Jesús cuando fue tentado por satanás, ante cada tentación Jesús dijo “Escrito está”. Ahora bien, si se desconoce el contenido de la Palabra de Dios, no será posible saber qué es lo que está escrito allí para contrarrestar el ataque. El espíritu se fortalece cuando se lee la Palabra de Dios.

Estados Unidos comenzó a decaer cuando decidieron quitar la Biblia y la oración de las escuelas, de alguna manera le dijeron a Dios “Sal de nuestros lugares importantes”, y Dios como el caballero que es, no irrumpe en un sitio donde no quieren que esté.

En una encuesta realizada entre los estadounidenses a través de preguntas muy sencillas, éstos no pudieron contestar acertadamente, preguntas tales como mencionar tres de los diez mandamientos, o mencionar los nombres de los Evangelios, y es una situación preocupante. No se puede dejar a Dios a un lado ni al margen de la vida cotidiana de un país y menos de una generación.

Por el desconocimiento del contenido de la Biblia, muchos piensan que tendrán entrada al Reino de Dios por el hecho de hacer buenas obras o vivir una vida sin hacer daño a nadie. Es tiempo que los cristianos se unan en oración no sólo por Estados Unidos sino por la juventud del mundo entero para que el Señor despierte en ellos el hambre y sed de conocer Su Palabra para que así puedan ser obedientes a ella. De esa manera, es que la sociedad podrá tener un cambio. Cuando cambien su manera de pensar, cambiará su manera de vivir.

Fuente: Protestantedigital.com

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.