Header Ads

NO TEMA. FIJE SUS PENSAMIENTOS EN JESÚS


Debemos escuchar cuidadosamente a las advertencias de los atalayas, pero no debemos obsesionarnos con las advertencias.

Debemos ser alertados y advertidos por los mensajes proféticos, y debemos de hacer caso a cada mensaje que es revelado y confirmado por las Escrituras. Debemos juntar todo el conocimiento que podamos acerca de la tormenta que se avecina, para preparar nuestros corazones para la destrucción que viene. ¡Pero no debemos de dejar que el temor ni la ansiedad consuman nuestros pensamientos, dominen nuestra mente, o se arraiguen en nuestro corazón!

La oscuridad verdaderamente viene, y el juicio está a nuestra puerta. Pero como pueblo de Dios, no podemos permitir que ninguna nube de oscuridad esconda la luz de las grandes promesas de Dios y del amor que y misericordia que él tiene para con su pueblo. Debemos estar bien informados por las palabras de Dios y de los profetas, pero no debemos permanecer en conocimiento profético de tal manera que llegue a controlar nuestras vidas.

Al diablo le encantaría que eso suceda. El sabe que si no puede lograr que usted dude en la Palabra de Dios acerca de su juicio, él lo llevará a otro extremo, empujándolo a que tenga una obsesión temerosa sobre los tiempos difíciles. El tratará de robarle a usted toda esperanza, al consumirlo con pensamientos de lo que se avecina.

El Apóstol Pablo nos vuelve a asegurar sobre estas cosas con ésta instructiva:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8). Pablo nos está diciendo, “Ustedes han escuchado las advertencias. Ahora, simplemente hagan caso a lo que la palabra de Dios revela y a lo que los atalayas están diciendo. Luego, finalmente, fijen todos sus pensamientos en Jesús y sus bondades,”

Yo les había advertido fielmente de un holocausto económico mundial, y ya lo estamos viendo acontecer alrededor de todo el mundo. He advertido que los Cristianos van a sufrir – que habrán grandes pérdidas y dificultades. Ahora mismo, multitudes de santos preciosos están soportando increíbles tribulaciones. Pero estas cosas no son el enfoque de todas mis energías y ministerio. ¡No, la expresión profunda de mi alma es proclamar el amor de Dios el Padre y las tiernas misericordias de nuestro salvador Jesús!

Así que cuando voy a mi cama por la noche, yo sé que sólo él está en control de todas estas cosas. Yo simplemente hago lo que el profeta Isaías hizo: puso su mente a descansar confiando completamente en su Señor. Él dijo, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3).

Devocional por: David Wilkerson

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.