Header Ads

los 16 años podrán Abortar, pero no....


aborto_en_espana_110309Madrid, España - ¿Qué puede hacer una adolescente de 16 años sin consentimiento paterno? Muy pocas cosas, pero dentro de poco podrá abortar. El informe de expertos para la reforma de la ley del Aborto, que será aprobada en los próximos meses, contempla la posibilidad de que con 16 años se pueda decidir interrumpir el embarazo sin que medie el visto bueno de los padres. 

Podrá abortar, por tanto, la misma chica que no puede pedir un vino en cualquier establecimiento de hostelería, ni comprar una cajetillas de tabaco, salvo que se arriesgue a una sanción. Los sábados de «botellón» los de 16 años esperan afuera de los supermercados mientras los de 18 se compran el ron y la ginebra.

Podrá abortar la misma chica que tan sólo puede sacarse los permisos de conducción LCC de motocicletas y el A-1 para motos de hasta 125 centímetros cúbicos. El primero está disponible a partir de los 14 pero el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» (BOPA), a últimos de enero, lo ha subido hasta los 15 años, modificación aún pendiente de puesta en práctica. Pero, cuidado, la firma del contrato de la matrícula en la autoescuela de turno deberá llevar la autorización paterna.

Nuestra legislación es clara. La mayoría de edad es a los 18 años. De ahí para abajo casi todo está condicionado. A los 16 años un/a adolescente podrá casarse, pero siempre que los padres autoricen la emancipación, que es como un adelanto de la mayoría de edad y que presupone disponer de medios propios de vida, aunque con una larga retahíla de condicionantes. La emancipación es cosa del juez. Quien con 16 años quiera casarse por su cuenta y riesgo se topará con la Justicia de frente.

Podrá abortar la misma chica que no tiene capacidad para abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria o disponer de una tarjeta de crédito, salvo que sus padres o tutores avalen la petición correspondiente. Fuentes del sector son claras: con 16 años no se tiene capacidad civil para contratar. Tampoco se puede dirigir a la Administración ni presentarse a unas oposiciones cuyos primeros requisitos de convocatoria, casi una coletilla histórica, suelen esos que dicen «ser español y mayor de edad» es decir, por encima de los 17 años. Una menor puede mantener relaciones sexuales desde los 13 años, con otro menor o con un adulto. Y, por tanto, también puede ser madre.

Podrá abortar la misma chica que no puede tocar un euro de un hipotético premio de la bonoloto o de cualquier otro sorteo supermillonario. Serán los padres los que custodien el dinero ganado y puedan disponer de él, aunque no libremente. El menor, cuando cumpla 18 años, puede pedirles cuentas, y hacerlo ante el juez de guardia.

Un menor de edad no puede pedir un préstamo (en realidad, sí puede pedirlo, pero no se lo van a conceder… y menos ahora), ni firmar una hipoteca. Si hereda, no puede vender bienes inmuebles y, de hecho, tendrá que ser el juez quien autorice cualquier venta procedente de herencia si hay un menor entre los beneficiarios. En resumidas cuentas, un menor de 16 años no puede disponer de bienes, así que podría hacer testamento si tiene más de catorce años, pero de alguna manera supeditando esos bienes futuros a cuando alcance la mayoría de edad.

Una adolescente de 16 años no puede apuntarse al Ejército ni participar en un programa de televisión sin el consentimiento paterno, y no podría someterse a una operación de cirugía estética, por simple que fuera, si no es con el consentimiento paterno, y por escrito.

Puede gastar dinero, eso sí. Nadie le va a impedir pagar en metálico una factura en un restaurante o gastarse unos cuantos cientos de euros en ropa de moda. La minoría de edad no se nota tanto a la hora de disponer de dinero como de efectuar contratos. Ser titular de una tarjeta de crédito supone precisamente eso, un contrato. Palabras mayores. ¿Necesitará una chica de 16 años un contrato a la hora de someterse a un aborto?.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.