Header Ads

Señales del verdadero apóstol

Señales del verdadero apóstol

Efesios 4:11

Mucho se esta hablando hoy en la iglesia del ministerio apostólico, vemos “apóstoles” por todos lados, se nos presentan con este titulo muchos hombres hoy, y quiero aclarar que no es que yo niegue este ministerio, al contrario lo apruebo y lo vivo en verdad.

Pero me inquieto el Espíritu Santo, a mí un pastor de barrio de una iglesia pequeña para analizar cuales son las señales del verdadero apostolado en un siervo de Jesús.

Que tenemos hoy?

1) En nuestros días se esta denominando “APOSTOL” a algunos hombres que por la gracia de Dios llegaron a la cumbre en su denominación eclesiástica habiendo fundado una o varias congregaciones en varias ciudades o naciones. Pero desgraciadamente, se ven llenos de opulencia, bienes materiales, guarda espaldas, sequito de seguidores que los alaba y abultadas cuentas corrientes en los bancos.

2) Han fundado su propio feudo eclesiástico, donde son los señores, tiránicos y casi omnipotentes e infalibles.

3) No se importan con la grey, no visitan a la oveja enferma, ni sanan la perniquebrada pues no les queda tiempo.

4) Su palabra es de tal “autoridad” que nadie de sus consiervos y mucho menos la oveja, puede cuestionarla, so pena de exclusión, ridiculización, disciplina etc.

5) Como señores feudales medievales, estos “apóstoles” de hoy en día, cuentan con su grupo exclusivo de idiotas útiles que les secunda todas sus decisiones y que claro esta disfrutan de los beneficios que les comparte, teniendo su propio latifundio concedido para que sus vasallos produzcan.

De estos pastores y apóstoles hablo el profeta jeremías ampliamente en el capitulo 23:1–2; 25:32–38; y también el señor ya lo dijo en Ezequiel 34.

Según Martín Lutero “la inquebrantable regla de un apóstol es: 1 Tesalonicenses 5:21 (comentarios de Martín Lutero a Gálatas. Vol 11 editorial Clie pag.18) “examinadlo todo, retened lo bueno”.

Agustín enseña que no se debe creer a nadie, por más que se destaque por su santidad y erudición a menos que pueda probar sus enseñanzas con las escrituras divinas o un razonamiento aceptable, pero estos falsos apóstoles nos quieren hacer creer a la fuerza su engaño.

¡Cuantas veces cayo Pedro!; y en una oración, habiendo recibido ya el Espíritu Santo, cometió un error que pudo haber tenido graves consecuencias para las almas. (Mateo 26:69–75; Hechos Cap. 10, Gálatas 2:11–14) y nosotros elevamos a las alturas superiores a la perfección apostólica a hombres que se arrastran muy por debajo de la excelsitud de los apóstoles. Parece que la iglesia de hoy busca otros Cristos de cuyo gesto de asentimiento o disentimiento pueda hacer depender su destino. Estos apóstoles modernos son los actuales Nimrodes y vigorosos cazadores de Génesis 10:8 y 9. Pero yo sé como Lutero que la iglesia es una palmera; cuanto mas fuertemente es oprimida, tanto mas alta se yergue.

Entonces cuales son las señales del verdadero apóstol?

1) En primer lugar debemos tomar como ejemplo al apóstol pablo quien ni por asomo revestía el carácter de figura principal entre los apóstoles, al contrario, hasta se identificaba a si mismo como “el mas pequeño de los apóstoles e indigno de ser llamado apóstol (1 Corintios 15:9), tan lejos esta de la presunción de ser el mas santo (Efesios 3:8) además hace énfasis en que es un descendiente de la tribu de Benjamín (Romanos 11:1) al cual José llama “el menor de sus hermanos” (Génesis 42:34) Pablo además se propone “no saber cosa alguna sino a Jesucristo crucificado” (1 Corintios 2:2) quiere decir como el mas pequeño y ultimo.

2) El mismo apóstol Pablo nos, enseña a cerca del ministerio de los apóstoles en 1 Corintios 4 de donde se colige que un verdadero apóstol es:

a) Servidor de cristo.
b) Administrador de los misterios de Dios.

Que responsabilidad para un hombre el desempeñar estos dos encargos del señor, servidor y administrador, y a la verdad eso no es lo que vemos en la mayoría de los autodenominados apóstoles de hoy en día.

SIERVO Y ADMINISTRADOR

1 Corintios 4:1-2

Son los dos requisitos básicos para quien quiere ser usado en el ministerio apostólico. Actualmente el ministerio apostólico esta en vigor, quizá no con apóstoles como aquellos que el señor Jesús llamo a si (Marcos 3:13) pero esta llamando a hombres al ministerio apostólico para restaurar la iglesia del ultimo tiempo.

Pero se están olvidando en el corazón, y en lo mas profundo de su ser de ser “SIERVOS”.

1) Ser siervos de Jesucristo o como dice el apóstol Pablo servidores. En el diccionario ilustrado de la Biblia, se dice que un siervo es un esclavo, cuya vida y servicios están de manera incondicional en las manos de otra. En la esfera religiosa el concepto de ser siervo expresa la obediencia absoluta del hombre a Dios y la aceptación incondicional de su voluntad. (Romanos 1:1) No así, hoy en día con algunos llamados “siervos”, que se manifiestan absolutamente desobedientes a Dios y mucho menos sujetos a su voluntad. Desobedientes, pues van, solo donde les conviene o les pagan una buena “ofrenda”, hacen u obedecen a quien, o a lo que les sirve a sus intereses. Contra tales desobedientes a Dios e insujetos a su voluntad, por el año 1.518 Martín Lutero se levanto en protesta santa, por haber dado mas honra a las criaturas (papas, pontífices, superiores) que a Dios.

Los siervos deben ser servidores, pero los hombres del común, los deben tener por tales, o sea que el siervo debe dar testimonio de humildad y servicio sin esperar nada a cambio, sus hermanos deben testificar que su servicio a Dios es absoluto, que están dispuestos a darlo todo, como dice Pablo 1 Corintios 4:9-13, espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. Un siervo es insensato por amor de cristo, es débil, despreciables, padece hambre, sed, desnudes y sin morada fija.

Pero los actuales “apóstoles” comen mejor que todo el mundo beben fino, visten ostentosamente, moran en lujosas mansiones, son los más sabios, todos les rinden pleitesía, son honorables, fuertes, prudentes.

Hermanos, la iglesia cristiana Evangélica necesita una nueva reforma, que protestemos contra los “papitas” que se están levantando en la iglesia evangélica de hoy, (En cada denominación) los que se están olvidando de la obediencia verdadera a Dios.

2) Administradores, de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel. Para que el señor te confié la administración de los misterios de El, tu individualmente tienes que ser hallado fiel por el. Buena mayordomía en la administración, reflejada en lo que el apóstol Pedro nos aconseja a los siervos del señor en 1 Pedro 5:2–4 para que apacentemos su grey cuidando de las ovejas del señor, no por fuerza, sino voluntariamente, no por ganancia deshonesta, sino con animo pronto. No como teniendo señorío sobre los que están a nuestro cuidado, sino siendo ejemplo. Para poder ser administrador de los misterios de Dios, se requiere fidelidad, y el que examina esto es el Espíritu Santo de Dios.

Hermanos oremos para que todos los siervos del señor vuelvan por la senda que Jesús nos marco; aprendiendo de El, primero que todo a ser mansos y humildes de corazón, y a ser siervos como Jesús nos enseño a lavar los pies de los discípulos y a seguir sus pisadas.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.