Header Ads

La autoridad del creyente

La autoridad del creyente

Parte II

El razonamiento: Una Obra de la Carne.

Gálatas 5:16; Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne.

Este versículo que para muchos es conocido, nos da una revelación tremenda de parte del Espíritu santo en cuanto a nuestro caminar en autoridad. Entendiendo que caminar en el espíritu o caminar en la carne, es una manera de pensar; Caminar en la carne no es solo tener un cuerpo e ir caminando por el mundo; Es entender que tú tienes un centro procesador de pensamientos y ese es tu mente.

Romanos 8:5; Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.

Cuando pensamos en caminar en la carne pensamos en fornicación, adulterio, matar, robar etc. Pero estas cosas son solo las obras de caminar o de tener un amanera reprobada de pensar, lejos de la mente o de los pensamientos de Dios. Porque para fornicar, tú tienes que pensarlo primero, y para adulterar tú tienes que hacerlo primero en tu mente.

Ahora de la manera que quiero que enfoques la diferencia entre caminar en el Espíritu y caminar en la carne es el punto de vista de donde tu te estés enfocando.

Cuando tu enfocas tu caminar bajo el punto de vista de Dios, empiezas a caminar en el espíritu, pero si por el contrario enfocas tu caminar o tu manera de pensar de acuerdo al hombre (o a este siglo) caminarás en la carne.

Controlando tu mente, controlaras tu destino

Ahora te podrás preguntar:

¿Cómo hago para ver las cosas bajo el punto de vista de Dios?

Ver las cosas a través de Su Palabra. Cuando veo o enfoco mi caminar a través de la Palabra de Dios, estoy haciendo las cosas bajo el punto de vista de Dios.

El hombre común, camina de acuerdo a su sistema sensorial: vista, oído, tacto, etc. Ve, oye y siente solo lo que esta en frente de él, lo que es real, y esa es la carne. Pero el hombre que camina en el Espíritu no tiene que ver las cosas ni oírlas ni sentirlas, solo las ve a través de la Palabra, y eso es ver las cosas a través del punto de vista de Dios.

La carne esta de acuerdo con todo lo que se oponga a La Palabra de Dios.

La carne opera a través de razonamientos.

En estos tiempos, la Iglesia de Jesucristo (Tú y Yo), a estado perdiendo el tiempo en razonamientos, cuestionando, pensando demasiado la Palabra de Dios. Si Dios dice que por su yaga fuimos sanado, empezamos a razonarlo, a cuestionarlo, a pensar demasiado y de esta manera abolimos o anulamos la autoridad de la Palabra.

Una cosa es preguntar a Dios sobre algo, como Maria le preguntó al Ángel ¿Cómo seria esto? Pus no conozco varón. (Lucas 1:34), o cuestionar a Dios y decir: Si Dios dice que por su yaga ya fuimos sanados, como es que fulano se murió. Cuestionamos si esto es legitimo o no. Eso es incredulidad, lo cual te lleva a invalidar la autoridad de la Palabra.

Lucas 5:20-23; Viendo Jesús la fe de ellos, dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados. 21 Entonces los escribas y fariseos comenzaron a discurrir, (cuestionando, discutiendo y preguntando) diciendo: ¿Quién es éste que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? 22 Conociendo Jesús sus pensamientos, respondió y les dijo: ¿Por qué discurrís en vuestros corazones? 23 ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados te son perdonados", o decir: "Levántate y anda"?

Estos escribas no querían hacer una legítima pregunta acerca de quien era Jesús, a la cual creo que Jesús hubiera estado más que dispuesto a contestársela, pero en cambio, ellos empezaron a cuestionar la autoridad. En realidad creo que ellos por no querer cambiar su manera de caminar en el farisaísmo cuestionaron la autoridad de Jesús.

Razono y cuestiono porque no creo

Mateo 13:53-58; Y sucedió que cuando Jesús terminó estas parábolas, se fue de allí. 54 Y llegando a su pueblo, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que se maravillaban y decían: ¿Dónde obtuvo éste esta sabiduría y estos poderes milagrosos? 55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Jacobo, José, Simón y Judas? 56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿Dónde, pues, obtuvo éste todas estas cosas? 57 Y se escandalizaban (se ofendieron) a causa de El. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. 58 Y no hizo muchos milagros allí a causa de la incredulidad de ellos.

Fíjense que ellos empezaron a cuestionar de donde tenia este tanta autoridad, Si el estaba hace rato corriendo como un niño por aquí, (y no por que se maravillaron) Este no se supone que tenga esta clase de poder, unción y sabiduría. Cada vez que empezamos a cuestionar la autoridad delegada por Dios a Su Iglesia, nuestra mente nos lleva a la incredulidad y al final a la ofensa.

Cuestionando la Palabra de Dios, tratamos de probar que la escritura esta equivocada para que no tengamos que cambiar.

¿Qué de malo tiene el tener relaciones antes de casarme?

¿Por qué debo diezmar si Dios sabe que no tengo dinero?

Porque no deseas cambiar

La carne, el razonamiento y la pregunta te llevaran a la incredulidad

Mateo 11:2-3; Y al oír Juan en la cárcel de las obras de Cristo, mandó por medio de sus discípulos 3 a decirle: ¿Eres tú el que ha de venir, o esperaremos a otro?

¿Está Juan preguntando o cuestionando?

Como es que Juan el Bautista hace este tipo de pregunta, si él mismo bautizo a Jesús y oyó la voz de Dios que decía “este es mi hijo amado” . Creo que Juan no hizo esta pregunta para saber si era o no Jesús, hizo la pregunta porque había incredulidad en su corazón, porque si este es realmente Jesús ¿por qué estoy aun en la cárcel? ¿Por qué si este es realmente Jesús, no tengo un mejor trabajo? ¿Si este es realmente el Jesús que tiene poder ¿Por qué no tengo mas dinero? ¿Por qué me hizo casar con este hombre que me vuelve loca?

Mateo 11:4-6; Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, y contad a Juan lo que oís y veis: 5 los CIEGOS RECIBEN LA VISTA y los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los POBRES SE LES ANUNCIA EL EVANGELIO. 6 Y bienaventurado es el que no se escandaliza de mí.

La incredulidad en forma de cuestionamiento de la Palabra dirigirá al hombre a la ofensa, porque el cuestionar y razonar te llevan a caminar en incredulidad.

En ves de preguntarle a Dios ¿Por qué estamos como estamos y no mejoramos? Deberíamos preguntarnos a nosotros mismos. Creo que cada uno de nosotros pudiera contestar esa pregunta por si solo.

Cuando no sabemos algo de parte de Dios, lo mejor que podemos decir es: “Gracias Jesús”. Pero no caigamos en la incredulidad y luego terminamos ofendidos con Dios.

Dios no esta interesado en ser cuestionado sino creído.

Nada puede bendecir o agradar más a un padre que sus hijos crean su palabra sin cuestionarla, dudar de ella o tener que probarla, pero en algunos casos necesitamos experiencias para creer. Y le decimos a Dios, muéstrate, necesito una experiencia cercana del tercer tipo para cree, Y Dios no trabaja de esa manera.

Cuando tu estas caminando en el Espíritu, prepárate para el poder

Ahora vamos a ver la misma situación de dos hombres en prisión, pero tratada de diferenta manera:

Hechos 16:23-25; Y después de darles muchos azotes, los echaron en la cárcel, ordenando al carcelero que los guardara con seguridad; 24 el cual, habiendo recibido esa orden, los echó en el calabozo interior y les aseguró los pies en el cepo. 25 Como a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban.

En ves de ellos estar cuestionando, razonando y ofendidos por estar en la cárcel, empezaron a dar gracias y a cantar. Cuando en tu vida lleguen situaciones que tú no entiendes, no las razones ni las cuestiones, cántale, ora y dale gracias a Dios. Ver 26; “De repente” se produjo un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel fueron sacudidos; al instante se abrieron todas las puertas y las cadenas de todos se soltaron.

Cuando la gente te ve en situaciones desesperadas y sin esperanzas y te ven cantando, orando y dando gracias en vez de murmurar y quejarte verán tu liberación. No cuestiones a Dios en tu incredulidad. Glorifica a Dios, dale gracias, ora (en lenguas) y Él traerá tu victoria a través de la autoridad que delego en ti y declarada con tu boca. Declara solo para victoria. Hay cuatro cosas que estorban al hombre el caminar en el Espíritu y ver las cosas bajo la perspectiva de Dios:

Proverbios 23:7; pues como piensa el hombre dentro (en su corazón) de sí, así es.

1. Las circunstancias actuales. (Reporte médico, tu chequera, personas)

2. Tus experiencias pasadas. (Siempre me pasa lo mismo, divorciada,)

3. Experiencias ajenas. (No te limites por la experiencia ajena)

4. Limitaciones declaradas a tu vida. (Si yo no pude tú tampoco)

Génesis 12:1-3; Y el SEÑOR dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. 2 Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.

Si no puedes cambiar tu manera de pensar No habrá dios que te ayude;

Cambia tu manera de pensar y cambiaras tu destino.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.