Header Ads

Cuidado no mires atrás

Cuidado no mires atrás

Dice un viejo refrán que para atrás ni para coger impulso.

2 Samuel 11:1-5 - Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. 2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. 5 Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.

Muchas veces hemos leído este pasaje y vemos que David un hombre con el corazón conforme a Jehová peco y fue restaurado, ahora yo quiero hacerte ver el error que el cometió y que es muy frecuente en nuestras iglesias.

Miremos el versículo uno en el tiempo en que los reyes salen a pelear a la guerra, sabemos bien que David era un diestro guerrero en su tiempo de Juventud desde que era un chico apenas de 12 años para algunos historiadores el mato a Goliat un gigante Filisteo que estaba aterrando al pueblo de Israel (1 Samuel 17). Después fue parte del ejercito del rey Saúl (1 Samuel 18:6-8) por lo que encontramos en estos pasajes miramos que David era muy diestro en el arte de la guerra ya que hasta celos provoco en el rey. Siguiendo con la historia de David miramos que el en el periodo antes de ser rey de Israel el estaba entrenando un grupo de guerreros los cuales llamaron los valientes de David, hombres diestros y sin miedo que estaban seguros de que Jehová los guardaba y que por causa de defender el pueblo de Jehová estaban dispuestos a dar su vida por ellos.

Podemos ver ahora claramente quien era David y podemos decir que no era que le haya tenido miedo para salir a la guerra, mas pienso yo que se puso a apreciar todo lo que había alcanzado hasta ese momento y miro a su ejercito, a su general y a su grupo de valientes y me atrevo a decir que dijo David a su general manda primero al ejercito para que acaben con el enemigo y se pone difícil la cosa mandas a mi grupo consentido pues ese ejercito enemigo no representa mayor reto para Israel ya que mayores ejércitos han derrotado de la mano de Jehová.

David cometió el error de menospreciar al enemigo y en ves de tomar su puesto en la batalla por muy insignificante que parezca el enemigo, fue apreciar lo que había hecho y sentarse a apreciar su labor, cuando el tiempo de guerra es para hacer guerra no para quedarse descansando en el palacio, David peco de Ociosidad, y esto nos pasa a muchos lideres y pastores que después de un tiempo de servir al Señor nos paramos y miramos los problemas con menosprecio y en vez de tomar nuestro lugar que nos corresponde dejamos que otros hagan lo que Dios nos encomendó hacer a nosotros.

Líder cuidado que cuando Dios se mueve y se manifiesta con toda su plenitud en ti y comienza ah hacer grandes cosas a través tuyo, no te detengas y mires cuantas cosas a hecho Jehová a través tuyo, sino que di Siervo inútil soy porque lo que me has encomendado eso hice. Muchos lideres y pastores se ponen apreciar estas cosas y por eso el Diablo que anda como león rugiente viendo a quien devorar los encuentra como presa fácil y comienza a enfriarlos y luego los seduce y terminan pecando, y el ministerio que Dios les dios se vino abajo por no salir a la guerra.

Pueblo de Dios habré los ojos Espirituales y mira como estas en medio de una gran guerra entre el bien y el mal, entre Dios queriendo establecer comunión con el Hombre y Satanás queriendo romperla.

Si tu has caído ya en esta trampa y el Espíritu Santo te esta hablando este día no pienses que es para condenarte, recuerda lo que David hizo se arrepintió y fue al templo a pedirle perdón a Jehová y no fue desechado por su sabiduría, lee el salmo 51 y sabrás de lo que te estoy hablando, recuerda eres lavado por la sangre de Jesús y si te arrepientes el es fiel y justo para perdonarte.

Si todavía no has caído en esta trampa ten cuidado ya estas sobre aviso.

Que Dios les bendiga siempre, y su paz este en medio de nuestros hogares.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.