Header Ads

Pescadores de Hombres



SERAS PESCADOR DE HOMBRES




Muchas veces leemos este pasaje donde Jesús le dice a Pedro desde ahora serás pescador de hombres, mirémoslo. Lucas 5:8-10
“8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,
10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.”

Después de ver el poder y la autoridad de Cristo se les quito la venda de los ojos y les fue permitido saber quien era el maestro que estaba frente a ellos, el mismo Dios hecho hombre se les revelo y al darse cuenta ellos tuvieron miedo pues al saber que Dios estaba en medio de ellos y que ellos eran pecadores por su naturaleza podían ser consumidos por el poder de Dios.

El corazón de Dios esta inclinado por las almas y el comenzó dándoles un ejemplo de cómo se debe pescar peces y luego les enseñaría como pescar hombres.

Jesús les enseño que donde el hombre se da por vencido, allí es donde Dios comienza a obrar y esto es para que el hombre no le quite a Dios su gloria.

Jesús les demostró como con una red se podían atrapar todos los peces que se pudieran, hasta tendrías que pedir ayuda para recolectarlos de la red, lo primero que él les quería enseñar es que la red es para atrapar muchos peces y no algunos peces, ya que las redes para eso fueron diseñadas.

Ahora Pedro y sus hermanos eran pescadores profesionales ya que se dedicaban a la pesca desde hacia mucho y estaban bien capacitados, ya que contaban con los recursos necesarios para obtener una buena pesca, pero parecía que esos días no les iba muy bien ya que era muy poco lo que sacaban.

Jesús les enseño donde y cuando era que ellos tenían que tirar la red.
Lucas 5:4-5:
“4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.
5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.”

Jesús sabia cual era el tiempo de Dios y el lugar donde Dios obraría, y así lo hizo para enseñarles precisamente eso que en la palabra de Dios es donde tienes que buscar para echar las redes y poder sacar una pesca poderosa.
Después de enseñarles donde echar las redes, les enseño como era la pesca.
Lucas 5:6-7:
“6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.
7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.”

La pesca tiene que ser grande cuando confías en Dios, y así tiene que ser con las almas ya que el propósito de este ejemplo que vivió pedro solo fue el comienzo de la preparación que iba a tener para alcanzar las almas para Cristo.

Jesús mientras estuvo en la tierra escogió 12 discípulos para enseñarles a tejer la redes del evangelio de Dios para poder salir en busca de las almas y traerlas de nuevo al reino de Dios, Jesús les enseño de su amor y de se autoridad y los preparo para que luego ellos prepararan a otros y así sucesivamente hasta alcanzar la humanidad para Dios.
Jesús les dijo una vez por trabajo no se preocupen que la mies es mucha y los obreros pocos, y por eso el debía de capacitarlos para que fueran eficaces en su labor de alcanzar las almas, Jesús no vino sino para poder impactar tu vida y traerte de regreso al reino de Dios.
Jesús los preparo para ser efectivos y les enseño todo lo que tu y yo sabemos sobre el reino de Dios ya que se preocupo por dejar todo escrito a través de los evangelios que sus discípulos escribieron para que quedara claro lo que el les había enseñado y lo recordaran siempre.

Pero hasta ahora todos hemos tratado con mucha dificultad seguir los pasos del maestro y hemos sido muy pocos efectivos, ya que las almas son muchas pero parece que dejamos grandes huecos en las redes para que por allí se escapen.
Jesús sabia que ellos no podrían solos con esa tarea y que les pasaría lo mismo que a nosotros nos pasa cuando hacemos campañas o salimos a invadir colonia enteras y son pocas las almas que cosechamos y la respuesta fue la siguiente.
Lucas 24:45-49:
“45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras;
46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.
49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.”

Jesús les dijo que esperaran su promesa, que esperaran recibir el poder de Dios que es el Espíritu Santo de Dios que te inviste de poder y les trae al mundo convicción de pecado y así reconocer que son pecadores y necesitan el poder de Dios para salvarse.
Dios quiere que cada creyente sea un pescador de hombres ya que este fue el deseo de Dios al venir a dar su vida por nosotros y su evangelio es la red que tienes que enviar conforme el Espíritu Santo te diga que lo hagas.

Hechos 2:36-41:
“36 Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.
37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?
38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.
40 Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.
41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.”

Pedro después de haber sido obediente y recibir la llenura del Espíritu Santo, pudo levantarse y dar testimonio como Jesús le dijo que diere y la pesca fue de 3,000 almas.
Estas tú preparado para recibir al Espíritu Santo de Dios para salir a cumplir su palabra de traer las almas para el.

Recibe a Cristo en tu corazo y se lleno del Espíritu Santo y harás lo mismo que Jesús hizo cuando estuvo con nosotros en la tierra.

Si quieres recibir el bautismo del Espíritu Santo y su llenura y ya recibiste a Jesús como Señor y salvador nuestro, solo asegúrate para que deseas ser lleno y luego haz esta pequeña oración.

Amado Padre celestial en este día te doy gracias por haberme recibido como hijo por medio de la sangre de Jesús al aceptarlo como mi Señor y salvador, ahora quiero ser parte de esos pescadores de hombres que tienes para alcanzar el propósito de llevar tu evangelio a toda criatura, pero necesito que se haga efectiva tu promesa en mi de recibir el Bautismo de tu Espíritu Santo, para poder ser efectivo en tu trabajo te lo agradezco por los meritos de tu hijos Jesucristo. Amen

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.